• stellarinovias

Juntos de la mano

El matrimonio es más que una ceremonia y fiesta. Es unir dos vidas; es un compromiso de amor a caminar juntos, incluso si el camino da vueltas.

Los novios que decidieron casarse durante la pandemia entienden esto mejor que nadie. Su boda es la muestra de la primera “prueba superada”.

Hoy en Stellari te compartimos la historia de tres novias resilientes que son ejemplo a seguir, ya que a superaron los retos que el COVID nos trajo. Y que nos confirman una vez más que el amor siempre gana.

Ana María Icaza Leyva y Javier Dajer Cross

Ana María y Javier afinaban los últimos detalles de su boda justo cuando cerraron el Registro Civil y las iglesias. La novia nos contó orgullosa las adaptaciones que hicieron y el apoyo que tuvieron de todos los involucrados para poder darse el sí.

“Cada día, cada semana se modificaba algo” contó Ana María, quien fluyó felizmente aceptando lo que se pudo y lo que no, porque “Para nosotros lo más importante era casarnos y continuar con nuestra vida. La fiesta era algo padre, pero lo principal era empezar proyectos, vivir juntos, armar el departamento…”

Tuvieron un festejo íntimo, emotivo y muy divertido en la playa. La feliz novia comentó: “Pareciera que se formó un dream team de nuestros amigos, familiares y proveedores para hacer el mejor evento posible. Mi wedding planner Tácito fue un sol en tiempos de tormenta”.


La feliz novia dijo que su getting ready fue algo muy especial. “Yasser Rego fue a mi casa para maquillarme porque es el único en quien confío para verme espectacular”.


“Estuve con mis hermanas desde temprano, hicimos un brindis y desayunamos juntas. Fue un momento muy familiar y acogedor, porque no había la presión de todas las cámaras o del itinerario, éramos solo nosotras. Estuve muy relajada, lo súper gocé, mi mamá feliz. Lo disfruté muchísimo.” Agregó Ana María.

Para seguir con el concepto de boda boutique decidieron mudar su ceremonia religiosa a una iglesia más pequeña y cercana a la casa de la novia, en la que estuvieron presentes los abuelos y familiares cercanos.​​

La radiante #NoviaStellari lució en su camino al altar el modelo “Eco” de Pronovias, de delicado encaje, perfecto para la boda que siempre soñó, “Una íntima boda bohemia, frente al mar, relax diferente”.


La fiesta en la playa fue un éxito total, porque a pesar de haber sido pequeña contó con las personas más importantes en la vida de Ana María y Javier y estuvo llena de buena vibra para la feliz pareja.

Entre risas la novia nos contó esta anécdota que para ella vale oro “Mi papá me entregó con cubre bocas en el altar y eso será un recuerdo para siempre”.

Además de los típicos recuerdos Ana y Javier tendrán grandes historias de cómo sortearon la ley seca, el toque de queda; de cómo fueron los ajustes del vestido sin público y con cubre bocas y de cómo terminaron sus trámites prenupciales por zoom. Pero lo más importante es que absolutamente nada pudo detener su amor y sus ganas de casarse.

Valeria Basora y Eliot Reyes

Valeria y Eliot ya tenían todo listo para casarse en la Hacienda Xcanatún en marzo, cuando dos semanas antes del gran día les llamó la juez para posponer. Fueron aplazando mes con mes, dejando los planes al aire, hasta que en julio el Registro Civil les dio una fecha, el plazo era de una semana para retomar sus planes y seguir con sus sueños. Sin dudar aceptaron y con cubre bocas y careta y Valeria y Eliot se casaron.


Valeria nos comentó que no hubo la mágica frase “ahora puedes besar a la novia”, pero sí un sentimiento de triunfo en el que se comprometieron a amarse y superar cualquier adversidad juntos.

Su vestido fue el modelo “Estilo” de Pronovias, el cual la cautivó desde la foto. Era justo lo que ella quería: no muy escandaloso pero tampoco demasiado sencillo. Con orgullo Valeria aseguró “me lo probé y el mismo día lo compramos porque lo amé, me quedó perfecto, era para mí”.

Valeria aseguró que la reorganización de la boda fue un éxito total por la gran cooperación y adaptación de todos los involucrados. En Xcanatún hicieron ajustes para que el evento y el banquete estuvieran alineados a la nueva normalidad, dando un excelente servicio, seguridad y grandes experiencias a la nueva pareja de esposos

“La sesión de fotos fue muy divertida porque Walter Vera logró hacer que nos olvidáramos que la pandemia sigue presente y disfrutáramos ese momento tan especial”, aseguró Valeria.

Aunque se sintió un poco nerviosa al principio, Valeria afirma que le encantó casarse durante la pandemia porque tuvieron el apoyo de su familia cercana, mejores amigos y proveedores, y lograron sacar lo mejor de esta situación con vibra llena de amor los acompañará en su matrimonio por siempre.

“Debes aprovechar las oportunidades cuando se presenten, a nosotros se nos presentó la posibilidad de seguir con nuestro sueño de convertirnos en esposos y lo hicimos realidad. Si se te presenta la oportunidad de continuar con tus planes, hazlo”. Recomendó Valeria a las novias que aún tienen detenidos sus planes de boda.

Claudia y Sergio

Otra historia con un enfoque un poco distinto es la de Claudia y Sergio, quienes aún no se casan, pero se comprometieron en Abu Dhabi cuando arrancaba la pandemia por COVID. Aunque hay mucha incertidumbre lo único seguro es su amor y ganas de seguir adelante.


Ellos planean celebrar su amor con un evento pequeño pero muy especial con su gente más querida y allegada. Claudia nos comentó que el concepto de boda boutique es perfecto para ella porque “no se sale de las manos, todo es más sencillo y más rápido”.


Para Claudia hay detalles que no han sido ideales, sin embargo asegura que sí se casará con el vestido de sus sueños. La novia nos contó que vio su vestido incluso antes de ponérselo, cuando se lo llevó nuestra asesora Rosy al probador. “Yo soy de líneas rectas y sencillas. ¡Y estoy enamorada de mi vestido!”. El modelo “Cyllene” de Pronovias, lucirá espectacular en la ceremonia en el pueblo mágico de Izamal.


Claudia y Sergio, han enfrentado diferentes retos planeando una boda en tiempos de COVID, pero todas las decisiones las han hecho en pareja, lo cual les demuestra que son un equipo inquebrantable. Los novios empiezan su camino juntos con un sentimiento de “todo es posible”, donde a su amor no lo para una pandemia mundial.

La vida y el matrimonio siempre nos ponen retos. Lo que nos hace ser exitosos es como manejamos estas situaciones. Ahora más que nunca, en Stellari estamos orgullosas de nuestras #NoviasStellari valientes y enamoradas. Ellas nos demuestran que aún hay maneras seguras y especiales de dar el sí en tiempos de pandemia.


Esperamos que las historias de Ana María, Valeria y Claudia te motiven a seguir con tus planes de boda. Entendemos si al principio no crees que este sea el escenario ideal, pero te aseguramos que en esta nueva normalidad casarse tiene muchas ventajas; ceremonias más íntimas con las personas que son significativas

Esperamos que las historias de Ana María, Valeria y Claudia te motiven a seguir con tus planes de boda. Entendemos si al principio no crees que este sea el escenario ideal, pero te aseguramos que en esta nueva normalidad casarse tiene muchas ventajas; ceremonias más íntimas con las personas que son significativas para ti, bodas boutique que te permiten cuidar al máximo los detalles generando experiencias inolvidables y a innovar con estilos que creías no podían aplicarse a bodas. Además, lo más importante es que sigan adelante y demuestren su capacidad de resiliencia como pareja.


Nuestra empresa

Stay in a touch with Stellari

Descubre lo último en tendencias de novia, promociones y más suscribiéndote a nuestro Newsletter.

  • Instagram
  • Stellari
  • Stellari casa de novias